Colza. Una alternativa para una rotación rentable

Los agricultores de Castilla y León necesitan barajar diferentes opciones de cultivo si desean realizar una rotación agronómica y económicamente rentable.



Consejos para colza, por Paco Vilches.

“Debemos abonar la colza teniendo en cuenta el análisis de suelo y las extracciones según la cosecha esperada, con un NPK 50-25-35 y 25 de azufre por tonelada de producción.”

La colza, un cultivo que se adapta bien y que cuenta con numerosas ventajas agronómicas, como en el control de malas hierbas, la estructuración de la tierra y el aprovechamiento de humedades y fertilizantes que percolan, resultando medioambientalmente necesario.


La colza es un desinfectante vegetal por la acción producida por la descomposición de las raíces y restos vegetales, controlando patógenos del suelo (bacterias, hongos, nemátodos); realiza un proceso de biofumigación por la liberación de glucosinatos que se transforman en isotiocianatos (ITCs), que queman los patógenos de los cultivos.


Lógicamente un milagro no vamos a pedir solo por sembrar la mejor semilla, puesto que ello, por sí solo, no garantiza obtener la mejor cosecha en cuanto a producción y calidad. Sí será más fácil de conseguir, haciendo bien un conjunto de prácticas agrícolas y así conseguir la máxima ‘Expresión’.



Consejos prácticos


Algunos consejos, enumerados de forma esquemática, para sacar el máximo rendimiento con calidad al cultivo de la colza:


1º. Alternativa:

Rotación con el cereal, barbecho, leguminosas, etc., tanto en secano como en regadío.


2º. Labores:

Buena preparación del suelo. Hay que conseguir un buen lecho de siembra, sin suela de labor. Preferibles labores verticales; en terrenos fuertes, con antelación y en terrenos ligeros nos podemos aproximar a la siembra. Pasar el rodillo antes de sembrar. Que no sean suelos encharcadizos.


3º. Abonado:

Abonar teniendo en cuenta el análisis de suelo y las extracciones de la colza según cosecha esperada, con un NPK 50-25-35 y 25 de azufre por tonelada de producción esperada, y como microelementos el boro y el molibdeno.


En cobertera debemos estar atentos al nitrógeno y el azufre. Se necesita antes que la cobertera del cereal; la colza lo reclama presentando color rojizo, etc.


4º. Semilla:

Semilla contrastada, con alto poder germinativo, vigor vegetativo, que no sea dehiscente, con alto rendimiento en grasa. Tanto en secano como en regadío y también tolerantes a Cleranda.


5º. Siembra:

Calibrar bien la máquina sembradora respecto a profundidad, distancia, anchura de líneas, densidad…


Resulta muy importante realizar comprobaciones antes de iniciar la siembra, pero también durante esa labor.


6º. Herbicidas:

Un cultivo limpio de malas hierbas no solo va a dar más producción; también va a dar más calidad y va a disminuir el banco de semillas en la parcela de cara a cultivos futuros en la rotación.


Controlar las hierbas pequeñas es más eficaz, económico y selectivo.

La humedad es importante para una buena actuación de los herbicidas y para el nacimiento de la colza.


Utilice los productos conforme al registro, lea atentamente e integramente la etiqueta del producto fitosanitario a utilizar.


Utilizar los productos fitosanitarios de manera segura. Kits de seguridad.

Estar atentos al nacimiento en los maraños si el cultivo anterior fue cereal, para controlar las gramíneas y evitar el daño en la colza en esas líneas.



¿Qué herbicida?


Con una serie de variables elegiremos las soluciones más apropiadas, siempre buscando selectividad y eficacia:

  • Rotación y siembra falsa.

  • Ver qué hierbas hay en la parcela.

  • Atender a si es regadío o secano.

  • Textura y estructura de la parcela.

  • Emplear siempre herbicidas con registro en España.


Vigilar las plagas

Ante las plagas la actitud debe ser vigilante. En ese sentido, la pisada del agricultor en compañía del asesor es imprescindible ante la amenaza de limacos, pulguilla, gusano de alambre, gusano gris, gorgojo de la yema apical, gorgojo del tallo, pulgones, etc.


Para escoger el mejor producto es necesario consultar. Siempre con registro y teniendo en cuenta el umbral de tratamiento.


Ante cualquier duda, recuerda que el equipo técnico de Agro Valladolid está a tu disposición para estudiar las necesidades concretas que necesita tu caso... ¡Llámanos: 983 204 704!


Calle Pirita, nº 20, Polígono Industrial San Cristóbal, 47012, Valladolid  -  983 204 704  -  agrovalladolid@telefonica.net

  Horario de lunes a viernes: mañanas de  9:00h. a 13:30h.  //  Tardes de 16:00h. a 19:30h.  //  Sábados de 9:00h. a 13:00h.  

  • Facebook icono social
  • Icono social LinkedIn
  • Instagram

Rubén Gómez

Alberto González

Oficinas Valladolid

-

983 204 704

-

agrovalladolid@telefonica.net

Juan Izquierdo

Ingeniero técnico agrónomo

-

659 474 699

983 204 704

-

agrovalladolid@telefonica.net

Mónica Lázaro

Ingeniero agrónomo

-

655 847 822

983 204 704

-

agrovalladolid@telefonica.net

David Vallejo

Ingeniero técnico agrónomo

-

659 031 385

983 204 704

-

agrovalladolid@telefonica.net

Juan Espinilla

Ingeniero agrónomo

-

636 824 986

983 204 704

-

agrovalladolid@telefonica.net

Rubén García

Ingeniero técnico agrónomo

-

639 977 254

983 204 704

-

agrovalladolid@telefonica.net

Jorge de la Calle

Ingeniero técnico agrónomo

-

659 092 793

983 204 704

-

agrovalladolid@telefonica.net

Paco Vilches

Dierector gerente

-

659 487 361

983 204 704

-

agrovalladolid@telefonica.net

© 2019 by emi